“Acciones y reacciones” de Matias Dominguez (Ilustrado por Horacio Petre)

 

ACCIONES Y REACCIONES

Presiono el pulgar, evito el final.

Los impulsos se concatenan, te frenan.

La lujuria condimenta el monólogo del desayuno.

Mi intriga extasiada. Ese café no tapa nada.

 


La imagen estratégica, militarizada.

Una campaña de conquista, 

mortal es la mirada.

Todos compitiendo por atención.

Tu homónimo virtual busca un admirador.

 


Balcón, baño, ascensor 

Sos una película sin locación,

un actor que pide premio, 

que lo abrace el director.

No es fácil variar la postura, la soltura, mostrar sin revelar 

la magia detrás del truco que justifica la vanidad.

 


La respuesta del reflejo, la toalla mojada,

esa verde deshilachada. 

El espejo desestima los marcos,

los arcos de construcción.

Quince segundos no alcanzan para vos. 

 


Me prendo fuego,

ni el 100 ni el festejo reflejan mi condición. 

Elijo el fuego.

Me sacrifico por tu devoción.

Destruyamos el Amazonas,

hagámoslo carbón.

 

Los ojos grandes, la mueca abierta,

hasta los bebés te contemplan.

Que comparación fraudulenta, inconexa.

¿Quién confunde este acto con la inocencia?

 


Arriba la saturación, abajo el desamor.

Sos lo mejor que me pasó.

Si te caés de tu ego no hay más beboteo. 

No respondas sin corazón.

 


Tu usuario incita el deshonor. 

Es la firma de un artesano, un trabajador. 

Pulgares arriba a la  osadía, Coliseo moderno. 

Complacés a las masas, César, Nerón.

 

Indulgente son los celos, escuda la venganza

¿No te cabe un poco la desesperanza? 

Ni la belleza ni el éxito sobornan la soledad, 

publicás con la confianza que tus amantes no supieron dar.

 


¿Cuál es la versión que mostrás?

Sin filtro o ficcional, no importa

te sigo igual. 

Desplazá para arriba y me encontrás. 

Bienvenida la osadía de ser víctima de tu intimidad. 

 

 

Levanto el pulgar, pasa la historia

cierro la app. En 24 horas se va,

pero vos te quedas.